¡ALERTA IMPORTANTE! Venta suspendida, por causar trombosis y más.

Supongamos que cuando compramos medicamentos, sean recetados o no, se utilizan para prevenir, curar o aliviar los síntomas de enfermedades.

Pero este no es siempre el caso. Porque a la hora de formular medidas correctoras, las empresas a veces cometen errores o no cumplen directamente con los estándares establecidos por las autoridades.

Por lo tanto, los medicamentos y productos que deberían curarnos y mejorar nuestra calidad de vida a menudo pueden ser medicamentos peligrosos. Se convierten en un riesgo para nuestra salud y la de nuestros seres queridos.

MIRA EL SIGUIENTE VIDEO PARA VER LA INFORMACION COMPLETA.