Home / Remedios caseros / Como tratar la retención de líquidos

Como tratar la retención de líquidos


retención

La retención de líquido suelen afectar a los pies, los tobillos y las piernas, y se manifiesta por una hinchazón de los tejidos.

Cuando veas que que aparece una especie de bolsa que te presiona la tibia, significa que retienes líquidos.

Si la retención se debe a un exceso de sal, conviene reducirlo y evitar, sobre todo, los productos en conserva, los embutidos, los quesos curados y ciertas aguas con gas. a continuación te dejaremos como acabar con esta enfermedad.

Cómo decirle adiós a la retención de líquidos:

A continuación te damos a conocer una serie de razones por las cuales estás teniendo retención de líquidos y que debes de cambiar.

Demasiado sodio

Las comidas saladas normalmente causan retención de líquidos, especialmente si no bebes suficiente agua. Por eso es importante poder limpiar la sal de nuestro cuerpo. Cuando el cuerpo toma demasiada sal, retiene agua para poder mantener un equilibrio saludable. En casos extremos, las células pueden incluso aumentar 20 veces su tamaño inicial. Afortunadamente, la solución es bastante obvia: come con menos sal y evita alimentos procesados.

Beber muy poca agua

Muchas personas siguen sin beber suficiente agua. Cuando esto ocurre, nuestro cuerpo intenta compensar esa falta y termina almacenando todo el agua que puede. Y esto es lo que lleva a la retención de líquidos. La solución es, por supuesto, beber más cantidad de agua y más a menudo.

Fundamentalmente, 8 vasos de agua al día serían la cantidad perfecta. Además, consumir alimentos que tienen mucha agua, como pimientos y pepinos, ayuda mucho. La ventaja está en que en el proceso tomas también vitaminas adicionales.

Falta de magnesio

La falta de magnesio produce también la retención de líquidos. Nuestros cuerpos necesitan este mineral para casi cualquier función. Si no lo tenemos, nuestros cuerpos no funcionan bien y terminan por retener agua. Por suerte, la solución es simple y está deliciosa.

Si comes frutos como el aguacate o consumes espinacas y yogurt, los niveles de magnesio se elevarán y tu cuerpo volverá a funcionar correctamente. Los productos integrales y las verduras de color verde de cualquier tipo son ricos en magnesio. De esta forma, el exceso de piel y los cambios exagerados de peso no volverán a ser un problema.