www.frpornosexe.com mapouka mania.
3xvideos sweet hole of beauty stimulated by sex tool and banged hard.
desi sex
Home / Remedios caseros / hígado graso síntomas tipos causas y tratamiento

hígado graso síntomas tipos causas y tratamiento


Los médicos a veces llaman a la enfermedad del hígado graso una enfermedad silenciosa. Esto se debe a que es posible que una persona no experimente ningún síntoma, incluso a medida que avanza la enfermedad.

Sin embargo, la enfermedad del hígado graso puede agrandar el hígado. Cuando esto ocurre, puede causar dolor o malestar en la parte superior derecha del abdomen, que es el área entre las caderas y el pecho.

Los primeros síntomas pueden incluir:

  • pérdida de apetito
  • sentirse enfermo o vomitar
  • pérdida de peso
  • cansancio

Tipos de enfermedad del hígado graso

Hay dos tipos de enfermedad del hígado graso: la enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA) y la enfermedad del hígado graso alcohólico (EHGA).

Enfermedad del hígado graso no alcohólico

La forma principal de la enfermedad es EHGNA.

En Estados Unidos, alrededor de 80 a 100 millones de personas tienen EHGNA.

Dos afecciones separadas caen bajo el alcance de EHGNA: hígado graso simple o hígado graso no alcohólico (HGNA) y esteatohepatitis no alcohólica (EHNA).

Hígado graso simple

Esto ocurre cuando hay grasa en el hígado, pero poco o ningún daño a las células del hígado.

El hígado graso simple no suele convertirse en una afección médica más grave.

EHNA

Una persona que ha desarrollado EHNA tiene inflamación y células hepáticas dañadas, así como grasa en el hígado.

La EHNA puede progresar a una afección más grave, como cáncer de hígado o cirrosis.

Enfermedad del hígado graso alcohólico

Las personas que consumen alcohol en exceso pueden desarrollar la enfermedad del hígado graso alcohólico. A medida que el hígado descompone el exceso de alcohol, puede generar sustancias nocivas.

Esto puede resultar en daño e inflamación de las células del hígado.

Esta es la primera etapa de la enfermedad hepática relacionada con el alcohol y, si se deja de consumir alcohol, es posible que se pueda revertir.

La enfermedad del hígado graso alcohólico puede convertirse en hepatitis alcohólica o cirrosis.

Cirrosis

La cirrosis es la etapa más grave de la enfermedad hepática. Por lo general, ocurre cuando el tejido cicatricial reemplaza al tejido hepático sano. Puede provocar insuficiencia hepática.

A medida que avanza la cirrosis, los síntomas pueden incluir:

  • picazón en la piel
  • hematomas o sangrado
  • problemas de memoria y confusión
  • hinchazón en los pies o la parte inferior de las piernas
  • hinchazón
  • ictericia, que es cuando la piel y los ojos de una persona se vuelven amarillos

La cirrosis puede poner en peligro la vida y se debe buscar ayuda médica.

Causas y factores de riesgo

La causa de la enfermedad del hígado graso no está del todo clara. Sin embargo, la genética puede influir.

Según un artículo en el World Journal of Gastroenterology, genes específicos pueden aumentar las posibilidades de que alguien desarrolle EHGNA hasta en un 27 por ciento.

Algunas afecciones médicas pueden aumentar el riesgo de desarrollar EHGNA.

Entre ellas:

  • tener sobrepeso y obesidad
  • presión arterial alta
  • diabetes tipo 2
  • síndrome metabólico, que es un grupo de afecciones médicas y características relacionadas con la obesidad
  • resistencia a la insulina

Los niveles altos de grasa en la sangre de una persona, como el colesterol alto y los triglicéridos, también pueden contribuir al riesgo de desarrollar enfermedad del hígado graso.

Los expertos consideran que el nivel de triglicéridos en la sangre es alto si es superior a 150–199 miligramos por decilitro (mg/dL).

Las causas menos comunes de la enfermedad del hígado graso incluyen la infección por hepatitis C, la pérdida de peso rápida y algunos medicamentos, incluyendo el diltiazem y los glucocorticoides.

El consumo excesivo de alcohol provoca la enfermedad del hígado graso alcohólico.

El hígado descompone el alcohol y lo elimina del cuerpo. A medida que el alcohol se descompone, libera toxinas dañinas que pueden dañar las células del hígado y causar inflamación.

Tratamiento

Actualmente no existen medicamentos para tratar la EHGNA. Sin embargo, dependiendo de la etapa de la enfermedad, en algunos casos se puede revertir.

Reducir gradualmente el peso corporal en al menos un 7– 10 por ciento puede mejorar la actividad de la enfermedad.

Sin embargo, perder peso demasiado rápido puede empeorar la EHGNA. Una forma saludable de perder peso gradualmente es con una dieta balanceada y ejercicio regular.

Las personas que padecen la enfermedad del hígado graso alcohólico pueden revertir el daño y la inflamación del hígado o evitar que empeore si no consumen alcohol. Sin embargo, esto no revertirá la cirrosis.

Hay quienes pueden encontrar extremadamente difícil dejar el alcohol, pero un médico les puede aconsejar cómo hacerlo de una manera segura y con apoyo.

Las complicaciones de la EHNA y la enfermedad del hígado graso alcohólico pueden incluir cirrosis e insuficiencia hepática.

En esta etapa, los medicamentos y la cirugía son opciones de tratamiento.

La insuficiencia hepática puede requerir un trasplante de hígado.

Prevención y cambios en el estilo de vida

Hacer cambios en el estilo de vida es esencial para tratar la enfermedad del hígado graso.

Los cambios en el estilo de vida pueden incluir:

  • abstenerse del alcohol
  • seguir una dieta balanceada
  • elegir porciones más pequeñas
  • hacer ejercicio regular

Seguir una dieta balanceada y porciones más modestas puede ayudar a alguien a mantener el peso adecuado.

Los alimentos que pueden ayudar a prevenir el desarrollo de EHGNA incluyen ajo, café, puerros, espárragos y probióticos. Se deben elegir cereales integrales y comer una amplia variedad de frutas y verduras.

Se debe tratar de evitar los alimentos con alto contenido de grasas saturadas, carbohidratos refinados o azúcar.

Según los investigadores, los azúcares simples, las carnes rojas, los alimentos procesados y los alimentos bajos en fibra pueden llevar al desarrollo de EHGNA.

También es importante hacer ejercicio con regularidad. Trata de hacer 2.5 horas de ejercicio físico por semana. Esta debe ser una actividad que aumente la frecuencia cardíaca, como dar un paseo en bicicleta.

Mantenerse activo, mantener un peso moderado y beber con moderación pueden ayudar a prevenir la enfermedad del hígado graso.https://b892b88b507c031c6fd462cc108aea95.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

Enfermedad del hígado graso durante el embarazo

El hígado graso agudo del embarazo es una forma específica de enfermedad del hígado graso.

Alrededor del 3 por ciento de las mujeres embarazadas desarrollarán esta forma de enfermedad del hígado graso.

Los síntomas pueden incluir:

  • dolor de estómago
  • pérdida del apetito
  • cansancio extremo
  • ictericia
  • náusea

Toda mujer embarazada que experimente estos síntomas debe buscar atención médica urgente.

El hígado graso agudo del embarazo puede ser potencialmente mortal, por lo que el diagnóstico y el tratamiento rápidos son esenciales.

Diagnóstico

Puede ser difícil para una persona saber cuándo buscar el consejo de un médico porque la enfermedad del hígado graso a menudo no presenta síntomas.

Los médicos considerarán el historial médico, la dieta y los hábitos de estilo de vida de una persona. También harán un examen físico y otras pruebas para ayudar a diagnosticar la enfermedad del hígado graso.

Un examen físico puede incluir controles de altura y peso para identificar el índice de masa corporal (IMC).

El médico también buscará señales de ictericia y resistencia a la insulina y hará un examen para ver si el hígado está agrandado.

Los análisis de sangre también pueden mostrar si alguien tiene niveles más altos de enzimas hepáticas específicas.

Los exámenes de imágenes, como un ultrasonido, una tomografía computarizada o una resonancia magnética, pueden ayudar a identificar la grasa en el hígado u otras señales de la enfermedad del hígado graso.

Un médico podría hacer una biopsia, lo que implica insertar una aguja en el hígado y extraer una pequeña muestra de tejido. Después, un técnico de laboratorio examina el tejido para verificar si hay alguna enfermedad. Este procedimiento menor utiliza un anestésico local para adormecer el área.

Pronóstico

Los factores de riesgo más comunes para la enfermedad del hígado graso se relacionan con la obesidad y el sobrepeso.

Tomar medidas para perder peso a través de la dieta y el ejercicio puede reducir el riesgo de desarrollar enfermedad del hígado graso. Esta también puede ser una forma de revertir el daño hepático o detener el progreso de la enfermedad.

Una vez que la enfermedad del hígado graso ha progresado aún más, los médicos la encuentran más difícil de tratar. Sin embargo, el hígado es muy bueno para repararse a sí mismo, y los medicamentos y la cirugía pueden ser opciones de tratamiento.

Resumen

La EHGNA y la enfermedad del hígado graso alcohólico ocurren cuando la grasa se acumula en el hígado. Esto puede hacer que el hígado deje de funcionar correctamente.

Aunque la enfermedad del hígado graso a menudo no presenta síntomas, algunos síntomas a tener en cuenta incluyen pérdida de peso, pérdida de apetito y cansancio.

Si la enfermedad progresa y se convierte en cirrosis, una persona puede experimentar ictericia, picazón e hinchazón.

Se desconoce la causa de la enfermedad del hígado graso, pero ciertas afecciones médicas pueden contribuir a su desarrollo.

El tratamiento no es sencillo, pero una persona puede ayudar o prevenir la enfermedad del hígado graso manteniendo un peso moderado, haciendo ejercicio con regularidad y no consumiendo alcohol en exceso.

Si se presenta algún síntoma de la enfermedad del hígado graso, se debe consultar a un médico lo antes posible.

tube alluring girl teal conrad gets nailed. hot sex mellisa clarke. phim xxx heeled lesbians pissing.