Home / Remedios caseros / Remedio para el dolor de huesos y articulaciones

Remedio para el dolor de huesos y articulaciones


huesos

El dolor articular puede ser causado por muchos tipos de lesiones o afecciones. Puede estar relacionado con artritis, bursitis y dolor muscular.

El dolor en las articulaciones puede tener causas que no se deben a una enfermedad subyacente.

Por ejemplo, el uso excesivo de la articulación en una actividad física pesada, la falta de uso, torceduras o esguinces.

Semillas de calabaza y pasas para el dolor de las articulaciones

Ingredientes necesarios:

  • 3 cucharadas de pasas
  • 40 gramos de semillas de calabaza
  • 2 cucharadas de gelatina sin sabor
  • 4 cucharadas de semillas de sésamo
  • 200 gramos de miel
  • 8 cucharadas de semillas de linaza

Modo de elaboración y uso:

Para preparar este poderoso remedio para el dolor de rodillas, tan solo deberás de agregar todos los ingredientes en una licuadora, y licuar hasta obtener una mezcla sumamente homogénea. Luego lleva el contenido a un recipiente y lleva este al refrigerador.

Bebe una cucharada de este remedio para el dolor de rodillas, huesos y articulaciones antes del desayuno, y otra antes del almuerzo. Con el paso de las semanas, y si eres constante día a día, irás notando como tus tendones y ligamentos se hacen cada vez más fuertes y resistentes.

El romero para tratar el dolor de las articulaciones

El romero es una hierba aromática y medicinal muy habitual en la dieta mediterránea, que aporta un sabor característico a los platos y que, además, es muy utilizada en todo tipo de remedios caseros. ¿Sabías además que tiene la propiedad de actuar del mismo modo que un calmante? Es estupenda para reducir todo tipo de dolores articulares.

Esto se debe, básicamente, a que en su composición dispone de ácido ursólico, el cual combate de forma muy efectiva este tipo de infecciones que se producen alrededor de los cartílagos o en las articulaciones de manos y rodillas, y sin provocar ningún efecto secundario.

Ingredientes

  • 200 gramos de romero.
  • 2 vasos de agua (400 ml).

Procedimiento

No tienes más que realizar una infusión. Cuando el agua esté hirviendo, añade las ramitas de romero para que se destilen las propiedades a lo largo de 20 minutos. Pasado ese tiempo, deja que repose. Puedes tomar dos tazas al día.