Técnica de antaño adiós a el DOLOR en tu COLUMNA, ESPALDA y RODILLAS, solo tienes que consumir estos frutos.

El dolor de espalda es un síntoma que comúnmente aparece luego de que la persona mantenga una posición inadecuada durante un largo periodo de tiempo, cuando recibe un golpe o una lección o incluso, cuando desarrolla ciertos tipos de problemas de salud.

El dolor de espalda puede ser desagradable, ya que nos quita la concentración e incluso, dormir nos resulta difícil. Y lo peor de todo es que si nos mantenemos tomando medicamentos para calmar el dolor es probable que entremos en un círculo vicioso y esto es muy malo para la salud.

Es por ello, que hemos venido en recate de todas esas personas que sufren ce dolor de espalda y aún no han logrado dar con un tratamiento que le ayude a tratar el problema con resultados positivos. Y lo mejor de todo es que los tratamientos que le vamos a compartir, son muy sencillos y están al alcance de todos. ¿Te animas a conocerlos? Si tu repuesta es; “positiva”, entonces, presta mucha atención.

Remedios naturales para aliviar el dolor de espalda

1. Romero y vinagre

Ingredientes a necesitar:

  • Un litro de agua.
  • Una taza de vinagre, 250 ml. 
  • Dos cucharadas de romero, 20 g.

Preparación y modo de uso:

Inicialmente debes poner a calentar el agua, una vez llegue al punto de ebullición añada el romero y el vinagre y retire de la estufa. Ahora, deje reposar durante cinco minutos y posteriormente filtre la sustancia y conserve el agua solamente.

A continuación, humedece una toalla con el líquido y colócala sobre la zona adolorida durante unos 10 minutos. Luego, retírala y listo. Este tratamiento debe hacerlo cada vez que sienta dolor de espalda. Si es posible hágalo por las noches antes de irse a dormir para un resultado más eficiente.

2. Frutas.

Si bien es cierto que los medicamentos farmacéuticos y los tratamientos de la medicina alternativa pueden ser de gran ayuda para aliviar el dolor de espalda. Sin embargo, nada es tan efectivo como consumir los frutos que le estaremos mencionando a continuación cada noche, durante dos meses.

  • Un higo seco.
  • Un alboricoque seco.
  • Cinco ciruelas pasas.

Aunque no lo creas, estos frutos secos contienen sustancia que regeneran los tejidos y reducen cualquier inflamación que se encuentre en su camino. Este tratamiento es muy recomendado por los médicos por su gran efectividad.